(5) days of Vue

Esta es la narración de una historia de amor. Breve, intensa y que terminó de forma brusca, contra un muro.

Todo empezó con un encuentro tan casual como inevitable.

Por un lado un estudio digital buscando una herramienta que hiciese el desarrollo de aplicaciones web más eficaz, fiable y escalabale, y que abriese la puerta a exportar ese conocimiento para generar aplicaciones móviles.

Por otro, con uno de tantos frameworks de JavaScript ofreciéndose cual sandía abierta en la red de redes (saludos a los señores periodistas digitales de los mass media).

 

Qué inocente parece, tan sencillo, pulcro y fácil de instalar.

Dentro de las opciones disponibles, estaban los nombres habituales: Angular, React, Ember, Backbone

Pero uno llevaba desde hacía un tiempo llamando poderosamente la atención de todo aquel que se adentraba en este mundo: Vue.

Sus virtudes eran obvias: ligereza, rapidez, versatilidad y sobre todo una curva de aprendizaje de lo más agradable, en la que con un conocimiento previo de HTML/CSS/JavaScript podías obtener resultados muy vistosos de forma casi inmediata.

Para un estudio modesto, en el que la inversión en I+D no puede competir con la de grandes corporaciones al estilo Weyland-Yutani, era una verdadera tentación, imposible de resistir.

El tiempo es dinero, y si un 89% de los desarrolladores decían en 2016 estar tan satisfechos con él como para volver a usarlo, no había más que pensar.

Así, la relación nació llena de ilusión, con un primer acercamiento a la reescritura del Rand-o-matic muy rápida y vistosa.

Versión 0.1 del Rand-o-matic Vueizado. Jusqu’ici tout va bien.

El Tocstrap, como buen amigo, echó una mano en ello, y todo parecía ir sobre ruedas, pero ya sabemos que al principio la pasión lo tapa todo.

El problema vino, como tantas otras veces, con una tercera persona.

Llegó la hora del cambio, de dar el siguiente paso y comprometerse a ser capaces de hacer aplicaciones móviles.

Deberíamos haber empezado a sospechar cuando la elección del framework que debía ayudarnos a conseguirlo no se mostraba con claridad ¿Weex? ¿Cordova? ¿Phonegap? ¿Quasar? ¿Framework7? ¿Ionic? Cada uno tenías sus ventajas e inconvenientes, algunos ya los conocíamos y no nos convencían, otros estaban en un estado de desarrollo demasiado temprano, otros no estaban pensados para funcionar con Vue sino con Angular, otros eran de Adobe…

Con las dudas propias de quien da un like en Tinder a alguien que solo tiene una foto, optamos por Weex. Parecía la opción menos mala dentro de las posibles.

Weex.

Recordad ese nombre. Anotadlo junto al de Summer.

Los problemas empezaron a manifestarse desde el principio, una vez metido entre medias de la relación.

El hecho de tratar de hacerlo funcionar en un entorno Windows no hizo sino agravarlos ¿Pero qué clase de futuro podía esperarnos si no era capaz de resistir una prueba tan dura? Variables de entorno, actualización de Node, instalación de Android Studio, JDK y drivers del dispositivo, añadido de la plataforma de Android… todo lo que en el ecosistema Web App había sido fluidez y avance, aquí se volvía barricadas, retrocesos y desesperación.

Cuando creíamos haber logrado por fin deshacer el nudo, se volvía a enmarañar y había que volver a empezar.

Y para colmo, al ser un proyecto de Alibaba y estar poco extendido aún, gran parte de las dudas había que resolverlas en chino ¿Os imagináis Stack Overflow en chino en vuestro día a día? Intentadlo.

Gracias chicos, pruebo lo que decís y os cuento

El golpe definitivo vino cuando tuvimos que añadir estilos: instalación de paquetes de node (style-loader, css-loader), intentos de importación de ficheros externos, como si de un componente se tratase, intentos de carga asociados a <style>, intentos de carga de todo nuestro Tocstrap incrustado inline. Nada, que no había forma de que aquello cogiese los estilos. Estábamos intentando forzar algo que había nacido fracasado.

Y la culpa fue nuestra, por fiarnos. Por no leer la documentación y ver esto:

The CSS standard may support a lot of selectors, but now weex only support single-class selector.

The CSS standard can support many types of length units, but now weex only support pixel, and the px unit could be ignored, you can write number directly.

The styles of Weex cannot be inherited to children elements, this is different to the CSS standard, such as color and font-size.

The CSS standard contains a lot of styles, but weex only sopport few styles which include layouts such as box model, flexbox, positions.

¿En serio?

¿Y nos dices ahora que estás casado y tienes hijos?

¿De verdad no crees que es algo que deberías poner en tu página home para que, si empiezo algo contigo, sepa a que atenerme?

No sé, algo así como en letras mayúsculas, a tamaño 70 y en #f00. Está bien, no podíamos echarle la culpar, la información estaba ahí, algo escondida, pero estaba. Y nuestra obligación era habernos informado antes de tirarnos a la piscina del I+D.

No era momento de buscar culpables, sino soluciones.

Bien, bien… lo que se dice bien… ahora mismo no me caes mucho

Así que hicimos lo que hemos aprendido en tantas películas: cortar.

Asumir que aquello no iba a ningún lado, que no estábamos hechos el uno para el otro. Ta vez en dos años hubiese tenido más sentido, pero no ahora, nos habíamos equivocado con el momento.

Hicimos limpieza, nos quedamos con la parte de Vue que aún podía salvarse para hacer Web Apps de forma rápida y ligera, y nos pusimos a buscar otra pareja con la que seguir recorriendo al camino.

¿Cuál fue nuestra elección? Solo adelantaremos que, como decía Hitchcock, “en caso de duda lo mejor es refugiarse en lo conocido“.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *